En dit is de mening van uw ervaring met ons in de familie die de blog gemaakt: Una mama para dos.


Vacaciones en familia en Berga Resort

El fin de semana pasado estuvimos en Berga Resort, es un camping situado muy cerquita de Barcelona en pleno Berguedà, pero no es un camping cualquiera, es un resort con spa, wellness, centro deportivoy lo más importante: Totalmente orientado al turismo familiar.


 

La verdad es que con la vuelta al cole y mis nuevos proyectos habíamos llevado unas semanas de locos y teníamos ganas de descansar en un paraje natural, desde que cruzamos las puertas de Berga nos invadió la sensación de paz y tranquilidad que tanto nencestábamos, decidimos sentarnos en el jardín y disfrutar de las vistas que nos rodeaban, de nuestra familia y del silencio del entornoun verdadero lujo.


 

A nuestra casita de madera (bautizada así por los mellizos) no le faltaba detalle, esta ha sido nuestra primera experiencia en un bungalow, pero sin duda repetiremos.


A última hora se me ocurrió comprar una barbacoa portatil y la verdad es que fue todo un acierto porque nada más llegar el mellizo sacó todas sus herramientas para ayudar a su padre en el montaje, mientras la melliza jugaba dentro de la casita de madera.

Más tarde todos pusimos nuestro granito de arena para disfrutar de una cena en plena naturaleza y en la mejor compañía posible.


A la mañana siguiente nos despertamos temprano dispuestos a descubrir todas las instalaciones de Berga y poder disfrutar de ellas, quedamos enamorados de las piscinas exteriores, una grande con super tobogán y otra pequeña totalmente equipada para niños, pero lamentable no hacía excesivo calor para darnos un baño.



Aunque eso no resultó ser un problema ya que en Berga existe una opción B: piscinas climatizadas. Este verano los mellizos han comenzado a soltarse en el agua así que las piscinas siempre son una buenísima opción para disfrutar en familia: risas, juegos, aprendizaje, ejerciciouna mañana de 10!!!



Por la tarde los peques quisieron quedarse en el chikipark, así que mientras ellos hacían una manualidad y se lo pasaban pipa en los toboganes y colchonetas, los papás decidimos darnos un capricho y hacer uso del spa ¿Que os voy a contar? un auténtico regalo para cuerpo y mente que debería estar incluido en todas las vacaciones que se precien, disponer de servicio de chikipark permite a la pareja poder disfrutar de unas horitas de desconexión, algo muy necesario en ciertas ocasiones.


A la mañana siguiente decidimos dar un paseo por Berga y nos llevamos una grata sorpresa ya que celebraban una feria de artesanía y agricultura que nos permitió saborear los productos típicos de la zona y estar en contacto con diversos animales.


Incluso los mellizos pudieron simular que ordeñaban una cabra ¡No os imaginais como disfrutaron imitando a Heidi y Pedro!



Como conclusión deciros que Berga ha pasado a engrosar nuestra lista de lugares para viajar con niños y que sin duda repetiremos la experiencia.