La corredora de Nueva Zelanda confirmó su ausencia en la primera prueba de la Copa del Mundo de UltraSky debido a los problemas físicos que lleva arrastrando desde finales del año pasado.


Después de unos días de dudas sobre su participación en la prueba, Anna Frost no pudo revalidar su título logrado el año pasado, cuando además batió el record de la carrera.


La Transvulcania es una carrera de llarga distància que està considerada com la ultramarató de muntanya més dura de les Illes Canàries i una de les més importants d’Espanya. El recorregut total té una longitud de 83,3 Km i un desnivell acumulat de 8525 metres. “Estaba frustrada, molesta, incluso lloré. No por perder una carrera, no, es sólo una carrera...…sin embargo, lo admito, Transvulcania es una carrera increïble. Una que en el año 2012 me dio mucho más de lo que estaba buscando.” – declaró Frost.


Este año, frente la irremediable baja Frost comentó: “esta es una decisión que me parece bastante obvia, pero siempre es difícil de comunicar. Pero lo que importa es mi salud. Me centraré en disfrutar viendo a mis amigos y compañeros competir y retarse a sí mismos en una carrera de tal belleza. Disfrutaré de la belleza de las islas con mi bicicleta y en el océano, esperando recuperar algo de energía de la tierra para superar mi lesión, para encontrar nuevas fuerzas y una nueva dirección para lo que queda de temporada por delante tampoco quiero estropear mi temporada prácticamente antes de que empiece.”


Asimismo Anna reconoce que "El año pasado acabó de forma decepcionante por culpa de las lesiones y entonces me prometí a mí misma que este año trataría de mantenerme sana y poder correr a lo largo de toda la temporada. Así que si tengo que dejar una carrera para lograrlo, lo haré”.


Y es que después de poder competir en la pasada Tarawera, en su país de origen, Anna estaba confiada que sus problemas empezaban a desaparecer, pero volvieron a la Salomon Semana avanzada en Utah e incluso Frost se planteó medidas drásticas; “fue muy frustrante volver a sentir los problemas. Estaba muy decepcionada y consternada, hasta el punto de pensar en la retirada”.


Con la ausencia de Frost despejó el camino a las otras dos grandes favoritas a la victoria final, la catalana Núria Picas (Socia de Berga Resort) Y la sueca Emelie Frosberg, las tres mismas corredoras que en la pasada Cavalls del Vent ofrecieron un espectáculo de los grandes luchando entre ellas y alternándose en el liderato en múltiples ocasiones.


Berga, 7 de mayo de 2013