A principis del mes de gener ens van visitar des de Madrid la família blogger: “Bebe Friki“, i això és el que van escriure de la seva experiència amb nosaltres, i les activitats que van fer pel Berguedà.


Berga Resort: Mi vida en un Bungalow

En esta familia somos muy de vacaciones, desde mi primer verano una escapada hemos hecho siempre algún sitio. La primera fue a Canarias, un hotel monísimo con animación infantil, zonas de juego, talleres… Sólo olvidaban mencionar que en septiembre ya era temporada baja y todo eso estaba cerrado. Allí descubrimos que los hoteles están diseñados por alguien que odia a las mamás y a los camareros y quiere dar un campo de recreo a los peques. Los buffets libres tienen los platos y tazas justito a la altura de un niño de un año. Ponen chuches, fuentes de chocolate y sobre todo escalones, en lugares inverosímiles. Entras siempre por el ángulo muerto de quien está cogiendo comida, ves primero los postres (esto me hizo inventar el plato estrella de hace dos años, el maíz con helado de chocolate)… Así que desde entonces las opciones de apartamentos en cualquiera de sus variantes era lo que más ilusión nos hace porque tenemos libertad de comidas, siestas y demás.

Pero amigos, eso era porque no sabemos nada del mundo del camping. No habíamos pisado jamás un resort orientado a hacer feliz a la familia entera , que no sólo a los peques, vamos, que no habíamos conocido Berga Resort.

Berga Resort es un camping a la antigua usanza pero con unas instalaciones increíbles que van desde aparcamientos en todas las zonas, acceso a zonas comunes e incluso baños exteriores equipados en la zona de acampada. Pero además posee una importante cantidad de Bungalows para todo tipo de familia y estancia, desde los de pareja a los modulares para 6 personas. Todos ellos con parking en la puerta, perfectamente equipados, con barbacoas, zonas comunes… ¡Y hasta con wifi! .

Se encuentran justo al lado del Pirineo catalán por lo que sales por la mañana al porche y te encuentras la montaña mirándote fijamente. Bueno, eso y parques cada pocos metros, nosotros justo al lado teníamos uno de obligada visita nada más levantarnos.


La cocina era lo más, con todo, ¡Hasta cafetera y tostador! Así que cuando llegamos y lo vimos decidimos que podíamos vivir allí para siempre, yo elegí mi cama y me apoderé del mando mientrasmi madre, que es muy suya, puso a cocinar a papá. Además tienen aire acondicionado frío/calor, y calefactores en todas las estancias garantizan una temperatura agradable todo el año.Baño y ducha separados y una sala común con tele, mesa y sofá muy agradable.

Cara de felicidad de mami por no cocinar 😀 Cara de felicidad de Miguel por dormir a pierna suelta

El porche tenía hipnotizada a mi madre. Parece que le hacía especial ilusión salir por la mañana a sentarse. Y es que yo me levantaba a la voz de: “¡PARQUE DE BOLASSSS!” y siempre me respondían con un “Anda coge el balón a ver si dando unas patadas te desfogas”. Y es que otra de las ventajas del Bungalow plus es que tienes una señora valla que separa totalmente el jardín de la zona de paso y que además compartes ese espacio con los demás bungalows así que es raro el momento en que no haya algún otro niño por la zona para jugar, o lo que es mejor, perretes, que no es sólokidsfriendly, también a los bichos les tratan a cuerpo de rey.

Quizás la única pega que le ponemos es que dependiendo de la zona tirar la basura pillaba un poco lejos. Mi padre se fué de excursión y pensamos que no volvía porque bajó todo el camino sin coche para “darse un paseo”.

Las habitaciones son todas exteriores y tienen ventanas, el acceso con puertas correderas era genial, aunque el primer día parendí a a quitar el seguro y casi me gano estar castigado hasta los 19 años – como siempre – el poco tiempo que pasamos en el bungalow disfrutamos de las vistas y paseamos felices con tanta luz por el salón a nuestras anchas.

Además pillamos los últimos coletazos de la navidad por lo que la decoración de toda la zona era inmejorable.

Y aún nos queda lo mejor, las instalaciones, pero eso os lo cuento otro día para poneros los dientes largos.

Y vosotros, ¿Sois de camping o de hotel? ¿Os gustan los espacios pensados para familias o vais por libre? ¿Habéis hecho camping alguna vez? ¿Os dejaríais seducir por un bungalow?

Berga Resort: Instalaciones

Berga Resort está pensado para que puedas quedarte allí y no salir nunca. tienes todas las comunidades del mundo y zonas comunes de todo tipo. Os vamos a contar un poco las cosas que podéis encontrar.

GIMNASIO

Mi familia no es de gimnasio. Mi mamá dice que eso cansa mucho y que sudas y esas cosas. Creo que si le preguntas su experiencia más positiva fue el día que dejó de dar gimnasia en el cole. Odios reconocidos al test de Cooper y al potro- de tortura como lo llama ella. Así que lo cotilleamos desde fuera y la verdad es que las instalaciones eran una pasada. Allí había gente dándolo todo con pinta de ser auténticos profesionales. ¡Vergüenza debería de darles a mis padres no pisar un gimnasio, hombre!

SALTI PARK (aka Parque de bolasssssssss)

Las primeras palabras nada más despertar eran: “Parque de Bolassssss”. Es posible que si mis padres no fueran tan cansinos no hubiéramos salido de allí nunca. Pero nunca, nunca. Los nenes de menos de tres años tienen que estar acompañados, eso resulta un poco aburrido para los adultos hasta que de repente la chica te dice que pueden subir al tobogán. mi madre, siempre alegando afán informativo, no se cortó a la hora de subir para hacer su particular Proyecto de la Bruja de Blair trepando con muy poca dignidad hasta las alturas para probar el tobogán.Acabó sudando tanto que si le preguntas a lo mejor había preferido ir un ratito al gimnasio.

El parque de bolas tiene dos zonas, una para bebés de hasta 4 años y una super grande para los más mayores. Siempre hay muchos nenes, y celebran cumpleaños casi todos los días con sus pintacaras y actividades.

De todas las cosas molonas tengo que decir que tuve un amor platónico con el Dragón del parque de bolas. Era puro love, todo mío, no admito que nadie se meta con él y espero que si vais le deis muchos besos de mi parte.

En la zona de acceso también hay una zona de juegos con muñequitos y uan pizarra gigante. Y al fondo, y esto casi nadie lo va a ver porque son muy rancios dos peces, uno naranja y uno dorado. No se si os he mencionado que tengo fijación-obsesión por los peces, así que era visita obligada.

La zona del Mini Club y de los cumples está justo en la parte superior de la zona de juegos.

MINI CLUB

Por tres meses nos quedamos con las ganas. y es que si me conocéis sabéis que me gustan los pintacaras cosa mala. Y precisamente el sábado por la tarde tocaba decoración facial con pintura (me ha quedado super poético). La mañana del domingo tenían también actividades y manualidades. Así que a sabéis queridos padres, es el momento ideal para dejar a los peques y disfrutar del spa. A partir de tres añitos.

PISCINA CLIMATIZADA

Me encanta la piscina. Soy un sireno. Pero es que mi piscina de todos los días no es ni de lejos tan guay como esta. ¡Tiene chorros! A lo mejor no es muy ortodoxo decir que lo que más mola de las instalaciones sean las cascadas de agua, pero qué quieres que te diga, a mi me han encanado.

No tenía más cosa que hacer que darle al botón cada vez que terminaba el chorro.

La piscina de mayores era también enorme y siempre tenía muy poca gente así que era genial para los paseos de mi papi que nada despacito.

Además justa al lado tenían el circuito de aguas, también conocido como Spa y que era super guay porque se pegaban por dejarme sólo e irse sin mí.


SPA

Sólo lo puedo decir de oídas porque a mí no me han dejado pasar pero parece ser que era una pasada. Tanto que mis padres querían ir y se turnaban para cuidarme maldiciendo el momento en que no tenía los 3 años para poder darse un homenaje los dos juntos relajadetes en la piscina esa de burbujas. Resumen: Creo que quieren más al Spa que a mí.

ZONAS DE JUEGO

Hay muchas y muy variadas. El parque de la zona inferior es el más grande de todo el recinto pero tiene varios en diferentes partes de la zona de acampada. Además los más grandes disponen de unClub social a partir de los 12 años para hablar de sus cosas y los viciados una zona de máquinas recreativas.


MINIDISCO

Quien diga que los niños no pueden irse de marcha están muy equivocados. Los sábados un poco más tarde de las 19 horas montan en el área social la Mini Disco, un monitor y muchos éxitos de la radio.

Bailar bailamos, pero los mayores casi tanto como los peques.

TIENDA Y RESTAURANTES

Si vas para poco tiempo la chica de la tienda te atenderá de maravilla y a un precio nada descabellado. Tiene productos de todo tipo y consejos para pasar una velada agradable por la zona. Pan calentito y una sonrisa, ¿Qué más quieres?

También hay un restaurante con menús infantiles. La verdad es que no lo probamos porque somos muy pendones y queríamos disfrutar a nuestro ritmo que normalmente no coincide con los horarios de personas decentes.

CINE

Los fines de semana tienen dos sesiones de cine, de mayores el sábado por la noche y de niños el domingo por la tarde. Una experiencia agradable para distraerse.

ÁREA SOCIAL

Parecerá una tontería pero después de que cerrásemos todos los días la piscina me quedaba viendo en el área social las Tortugas Ninja. Un ratito, con una niña que estaba igual de enganchada que yo. Y no había forma de echarnos de allí mano a mano con los dibujos.

Los viernes y sábados cierran a las 12 de la noche por lo que se puede hacer el gamberro con otros nenes si alguno se anima sin pasar frío.

TEMPORADA DE VERANO

Reconozco que las instalaciones exteriores eran, cuanto menos apetecibles, además por lo quehemos oído las animaciones de la época de verano son lo más. Vimos las piscinas desde fuera. Envidia cochina para los que tengan la oportunidad de disfrutarlas en verano. El tobogán grande era tentador pero la zona de peques con casita y cascada me dejó totalmente fascinado. ¡Tenemos que volver!

Las pistas deportivas están también en exterior. Debo reconocer que seguramente los señores que le dan a la raqueta son más valientes que nosotros, que los de Madrid preferimos el calorcete para echar una partidita, ya sabes, primavera- verano. Siempre estaban a tope, por cierto.